log in

Search

Daniel Gambetta

Daniel Gambetta

URL del sitio web:

Programación

 

¿HOMOSEXUALES EN EL LIDERAZGO DE LA IGLESIA?

A continuación citamos parte del artículo oficial escrito en la Revista Adventista

El Seminario Teológico Adventista del Séptimo Día ha aprobado un documento sobre la homosexualidad que espera "establecer claramente lo que la Escritura enseña acerca de las prácticas homosexuales y ofrecer directrices sobre la manera de interactuar con personas de orientación homosexual."

23 SEPTIEMBRE 2015 – INTENTARÁN DESVIAR UN ASTEROIDE AL ESTILO ‘ARMAGEDÓN’

Hace unos años se pusieron de moda películas apocalípticas basadas en posibles asteroides que colisionaban con La Tierra que eran desviados a última hora por Bruce Willis o el héroe de turno. La moda cinematográfica pasó, pero lo cierto es que planteaban la posibilidad de un problema con consecuencias bastante graves para la vida en nuestro planeta.
Más información: http://www.teinteresasaber.com/2011/0...

 

 

FUENTE

Amonestación oportuna…

Matinal del 23 de Junio de 2015

Amonestación oportuna

                        

“Ve, pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y regístrala en un libro, para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre. Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley del Señor; que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras; dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel. Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra, y confiasteis en violencia y en iniquidad, y en ello os habéis apoyado; por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente”. 

 “¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿a los arrancados de los pechos? Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y éste es el refrigerio; mas no quisieron oír. La palabra, pues, del Señor les será mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; hasta que vayan y caigan de espaldas, y sean quebrantados, enlazados y presos. Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, oíd la palabra del Señor. Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seól; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos; por tanto, el Señor Dios dice así: He aquí que yo he puesto en Sión por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure. Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo”.

“Porque así dijo YHWH, el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis”. “En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas. Entonces los humildes crecerán en alegría en el Señor, y aun los más pobres de los hombres se gozarán en el Santo de Israel. Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelaban para hacer iniquidad, los que hacían pecar al hombre en palabra; los que arman lazo al que reprendía en la puerta, y pervierten la causa del justo con vanidad. Por tanto, el Señor, que redimió a Abrahán, dice así a la casa de Jacob: No será ahora avergonzado Jacob, ni su rostro se pondrá pálido; porque verá a sus hijos, obra de mis manos en medio de ellos, que santificarán mi nombre; y santificarán al Santo de Jacob, y temerán al Dios de Israel. Y los extraviados de espíritu aprenderán inteligencia, y los murmuradores aprenderán doctrina”. 

¿Desoiremos estas advertencias como si no tuvieran importancia? El Señor pide que todo maestro, todo ministro, todo el que ha recibido la luz de su verdad, señale bien su posición espiritual. Han tenido gran luz, y si quieren obtener la vida eterna, no deben continuar dependiendo de hombres finitos, sino construir sobre el fundamento seguro. (Testimonios Para Los Ministros págs. 382-384)

El mal de los sermones largos…

Matinal del 4 de Mayo de 2015

El mal de los sermones largos

                        

Los que han de ser portavoces de Dios deben saber que sus labios han sido tocados con un carbón encendido sacado del altar, y deben presentar la verdad con el poder del Espíritu. Pero los discursos largos cansan al orador y a los oyentes que tienen que estar sentados tanto tiempo. La mitad del material presentado beneficiaría más a los oyentes que todo el conjunto vertido por el orador. Lo que se dice durante la primera media hora vale mucho más, si el sermón termina entonces, que las palabras dichas en otra media hora. Se sepulta entonces lo que se ha presentado antes.

Se me ha mostrado vez tras vez que nuestros ministros se equivocan al hablar tanto tiempo, pues deshacen la primera impresión que ejercen sobre sus oyentes. Se les presenta tanto material que no pueden retener ni digerir, de modo que todo les resulta confuso.

He hablado de esto delante de nuestros hermanos pastores, y les he rogado que no alarguen sus discursos. Hemos progresado algo en este sentido, con los mejores resultados, de manera que ha habido pocos discursos de más de una hora.

Mientras estaba en Norteamérica, se me dio luz acerca de usted en horas de la noche. Usted había estado hablando durante largo rato, y todavía creía que no había dicho todo lo que deseaba decir, y estaba pidiendo un poco más de tiempo. Un personaje digno y autorizado se levantó delante de usted, que estaba en el púlpito, y le dijo: “Le has dado a la gente, para su estudio, una gran cantidad de material; la mitad de todo eso habría sido de mucho más provecho que el total”. Si recibe el poder del Espíritu Santo, impresionará al oyente. El Espíritu Santo obra en el hombre; pero si hay puntos vitales que destacar y que el oyente necesita retener, un torrente de palabras borrará esa poderosa impresión, poniendo dentro de la vasija más de lo que puede retener, y ese gran esfuerzo se perderá. Reservar la última mitad para presentarla cuando la mente está fresca, equivaldrá a recoger los pedazos para que nada se pierda.

La verdad es un poder precioso, vitalizador. La exposición de la Palabra da luz y entendimiento a los simples. La verdad debiera exponerse con claridad, lentamente, con fuerza, para que impresione al oyente. Cuando se presenta algún aspecto de la verdad, es esencial que se la entienda para que se reciba todo su precioso alimento: el pan de vida, el maná del cielo. Que se recoja todo pedazo para que nada se pierda. Al presentar la verdad mediante la predicación de la Palabra, es importante que el oyente bien dispuesto no pierda nada. El Señor Jesús, mediante el Espíritu Santo, está tratando de llegar a la mente,

y la convicción se produce en el corazón y la conciencia; pero el exceso de material tiene efectos perjudiciales, pues borra la impresión hecha anteriormente. Hable poco, y despertará interés en escuchar una y otra vez. (Testimonios Para Los Ministros págs. 256-258)

Suscribirse a este canal RSS